Seguidores

jueves, 26 de febrero de 2009

¡¡Otra especie más en el haber de los vinilos!!


El sábado pasado, aprovechando la visita que nuestros amigos astures Pedro, Conchi, Manu y Mari nos hicieron a la vecina localidad de Mutriku, aprovechamos para ofrecerles una salidita de pesca embarcada y posterior almuerzo. El guerniques Raúl y el "lekeitxarra" Pablo se nos unieron a la cita.

Ellos, los asturianos, se embarcaron con Danel, Raúl lo hizo con Oskar, mientras que Pablo y yo lo hicimos con Miguel. Por otro lado, Iker salió solo desde Deva.

Salimos para las 8:00 ama con un ambiente frío y un vientecillo (terral) de mayor intensidad de lo deseado.

En primer lugar, hicimos una tentativa con las lubinas pero, como ya viene siendo habitual, estás faltaron a la cita. Tampoco los txitxarros estaban activos o simplemente no estaban. La sonda sí que marcaba algunas manchas de peces pero o no eran especies depredadoras, ni tampoco estás las perseguían, o no tenían hambre.

Después de tener varias capturas de caballas (todas al light jigging) optamos por salir a aguas más profundas en busca de otras especies más importantes. Primero fueron los astures, con Danel, los que se movieron y al rato lo hicimos las otras embarcaciones menos la de Iker que se quedó cerca de la costa por que tenía que regresar a casa tempranito.

En la nueva zona elegida, con fondos en torno a los 100 metros, tampoco obtuvimos más recompensa que unos pocos verdeles más.

Cambiamos a una nueva posición (sonda de 85m.) con nuevas capturas de verdeles. Las largas derivas se sucedieron hasta que los gritos de nuestros vecinos de pesca (Oskar y Raúl) llamaron nuestra atención. Enseguida divisamos a Oskar con su caña Tenryu doblada, recuperando hilo y, según comentaban, subía algo distinto a los verdeles.

Efectivamente, al rato pudimos distinguir la silueta inconfundible de un espárrido pero la distancia hacía imposible saber de cuál se trataba. En nuestra embarcación, enseguida se oyeron por que especie se decantaba cada uno. Opinión general era de que se tratase de un pargo. Una foto enviada vía móvil fue la que nos sacó de dudas. Se trataba de una hermosa breca que mordió a un vinilo en montaje dropshot.


Esta captura alegró la mañana y nos dio nuevos aires. Pero llegada la hora de volver a tierra no habíamos obtenido más picadas. ¡Otra vez será!

3 comentarios:

Toni dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Toni dijo...

Bonita captura y pelea aceptable!
Quería probar esta técnica para este año, y ahora que veo resultados, tengo más ganas!
Un saludo y buen relato.....

Enol dijo...

Así que Conchi.... :D Mustu, que sepas que alguien te va a dar una colleja la próxima vez que te vea :D:D:D

Atún Rojo

Atún Rojo
Imagen capturada por Miguel